Uso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies

Blog

Cómo Vestir Tu Chaleco Elegantemente

Cómo Vestir Tu Chaleco Elegantemente


Uno de las tantas piezas que se ha vuelto versátil para los hombres a la hora de vestir sin duda que son los chalecos. Esta prenda usada originalmente por los hombres persas, ha mantenido en vida el estilo similar durante más de trescientos años, convirtiéndose en el “complemento” de mayor popularidad durante el siglo XVIII.

Pasando de colores brillantes, a tonos más clásicos, su evolución a lo largo de la historia de la moda masculina, sin duda que ha sido significativa, dando enormes cambios con el transcurrir de los años y variando desde luego el uso que algunos caballeros suelen darle según la ocasión.

Algunos historiadores y cronistas aseguran que en los orígenes dicha prenda estaba provista de una silueta nada similar a la que actualmente conocemos. GQ, en un artículo titulado, El chaleco: estudiamos su origen y os enseñamos a utilizarlo, reseñan que para entonces la forma o diseño en sí era de un tamaño más largo, a la altura de la rodilla y que la misma sí tenía mangas.

En cuanto a las características y el fin de Los chalecos, otras editoriales dedicadas al público masculino, sentencian que solían ser de seda de doce a veinte botones y que se podían apreciar dentro de chaquetas largas. Posteriormente el chaleco se convirtió en una cálida protección para las épocas de invierno, siendo confeccionados con la misma tela del traje.

Para la moda actual son múltiples las combinaciones que se pueden obtener si contamos con tres trajes de dos piezas y tres chalecos. Así nos los explica Mr. Daqui quien asegura que hasta doce looks distintos pueden resultar. A su vez que nos asesora con la posibilidad de combinarlos con los imperdibles vaqueros o pantalones chinos, una tendencia que se puede ver en las calles en la que se combina lo clásico con lo informal del diarismo.

Algunas reglas que nunca deben romperse a la hora de usar esta prenda son las siguientes:

1- Es recomendable siempre usar desabrochado él último botón, a excepción de los trajes los cruzados. El origen de esta costumbre se lo atañen a un error de Eduardo VII de Inglaterra que no lo abrocho y que también que le resultaba más fácil movimiento al cabalgar.

2- El chaleco debe quedar entallado pero no muy ajustado.

3- Si deseas combinar materiales y estampados te recomendamos que empieces por los chalecos lisos y de colores claros como el blanco, tierra o gris claro, y luego gradualmente ir probando según sientas la comodidad de la pieza, para agregar cuadros, rayas o estampados.

4- El chaleco debe tener el largo suficiente para cubrir la línea de la cintura.

5 - Por más que te sientes tentado nunca debes usarlos con cinturón. Lo recomendable es que los pantalones sea hechos a tu medida o con tensores laterales.

6- La parte delantera del chaleco debe ser lo suficientemente alta, de modo que sólo se muestre visible una parte pequeña del chaleco.

7. No debe haber ningún espacio entre el cuello y la parte posterior del chaleco.

Esperamos que estos tips haya sido de total utilidad y que en las próximas citas puedas vestir con todos los aciertos que define un caballero con un Traje a Medida.

Compartir

Posts relacionados:

1 Comentarios

  1. Pablo Leal

    Un sitio excelente. En mi boda necesitaba un pantalón a medida, elegí la tela, el color y en poco tiempo me llamaron para recogerlo.
    Un acabado impresionante pues lo que hicieron con la cintura fue extraordinario y mi futura mujer cuando me vio me dijo que estaba muy elegante.
    La atención muy buena y tanto Bere como Víctor te hacen sentir muy cómodo.
    Volveré a repetir la próxima vez como casado.
    Lo recomiendo

Deja un comentario

Escribe un comentario